Un pueblo que anuncia su manifestación se está preparando como en los días en que Juan el Bautista fue usado para anunciar a todos que el Mesías estaba en medio de ellos.